Follow me:)

31 de diciembre de 2011

Sentir tu voz dentro de mi.

Es hora de que me devuelvas mi corazón.

Hace cosa de un año que te entregué mi corazón, creí que te lo merecías, pero me equivoqué. Las personas se equivocan, y eso es lo que me paso a mi, me equivoqué contigo, creía que me querías y que valías la pena. Pero no fue así. Ni me querías, ni valías la pena. Después de todo lo sufrido y llorado me di cuenta de que nunca te tenia que haber entregado mi corazón. Pero como dije las personas se equivocan. Así que por favor de vuélveme mi corazón. Así se lo podre dar a alguien que si me quiera, valga la pena y me valore más que tú.

30 de diciembre de 2011

Aun que tú no podrás ser nunca para mi.

Yo siempre intentaré ser feliz.

Lo prometo.

Tu eras la jeringuilla de mi felicidad. Iluminabas cada día mi vida con tan solo tu sonrisa, me hacías sentir la persona mas importante del mundo cuando hablábamos y gracias a ti, me di cuenta de todo el amor que se puede sentir por una persona, aun que te haga demasiado daño. Desde hoy, prometo buscarme a otra "jeringuilla", que me merezca más que tú y me haga sentir la persona mas feliz del mundo. 

Fuiste todo para mi, pero hoy quiero vivir sin ti.

Y el tiempo sigue pasando.

Pasan las horas, los minutos, los segundos... Y yo sigo aquí. Sigo aquí esperando como una tonta a que tu te des cuenta de lo que estas dejando ir. Dejas ir a un amor, a un amor de verdad. Dudo mucho que esa chica que se pone en nuestro camino, te quiera tanto como yo. Dudo que su amor sea tan verdadero como el que yo siento por ti. Me gustaría poder mandar en mis sentimientos... y poder dejar de quererte. 

24 de diciembre de 2011

- Te odio.

+ Pero todavía no comprendo como puedes mentirme a la cara.

Hay veces...

Hay veces que sientes que de un momento a otro, te vas a caer al suelo y jamás podrás levantar, que la angustia te invade y ya no tienes ganas de nada, en ese justo momento, es cuando aparece él, aparece y te regala su sonrisa sin nada a cambio, te extiende la mano y te ayuda a levantarte.

¡Y es que hoy estoy bien!

Quiero más que nada, olvidarme del pasado, poder seguir adelante, no arruinar el hoy con culpas del ayer, ni con dudas del mañana, vivir y disfrutar, porque sé que las cosas van a estar bien, y yo... yo estoy bien.

Enamórate de él.

Enamórate del que te quiera enseñar al mundo cuando estés desarreglada. Del que no le importe si estás gorda o delgada. Del que apague la play para hablar contigo por teléfono. Del que salga de su casa aunque esté castigado sólo para ir a verte. Del que te de la mano delante de todos sus amigos. Del que te diga todo lo que le importas. Del que cuando te presente a sus amigos diga : -Es ella.

No hay más riqueza, que tenerte.

23 de diciembre de 2011

Nos empeñamos en buscar la felicidad.

Nos empeñamos en buscar la felicidad cada día y no nos damos cuenta de que es ella quien tiene que encontrarnos. Y eso será donde menos te lo esperas, en el instituto, en el supermercado o en mitad de una boda, y cuando llega descubres que ahí no acaba todo, que el final de un camino sólo es el principio de otro, y lo único importante es la persona que escoges para que camine a tu lado. Y esconderse es lo que menos te importa, lo que te importa es que estás tocando con la yema de los dedos eso que has estado soñando toda tu vida, y ya sólo importa el hoy, el presente y lo que queda por venir.

21 de diciembre de 2011

Quisiera.

Quisiera ser el núcleo de tu vida, quisiera que tu seas el sol que me calienta, quisiera que tu y yo seamos la pareja de los cuentos de hadas... pero es una pena que tu no quieras. 

20 de diciembre de 2011

Y puede que al final, en algo nos equivocáramos.

Llueve, se esconde el fuego; adiós calor. Más la lluvia borrará las huellas, con ellas, arrastrado el amor. Sopla el viento, que desliza maravillas. Maravillas de otra, besos, ya de otra. Límites alterados, sentimientos manipulados por el propio corazón. Basta abrir los ojos, para ver que se acabó. Que se hace reina la tormenta, que la soledad ya se adueña del lugar. Y aún así, sigo pensando que lo maravilloso de haber formado parte de mi vida, nadie me lo puede arrebatar. Que tal vez los sueños, no fueron del todo un error, que los equivocados son los correspondidos; o tal vez no.Y puede que al final, en algo nos equivocáramos.

17 de diciembre de 2011

El pasado.

No se puede cambiar, olvidar, editar o borrar. 
Sólo tenemos que aceptar y superar.

Y ahora me doy cuenta :/

Los errores son bastante frecuentes, ya que a medida que vamos creciendo, vamos mejorando cada vez más. Aprendemos poco a poco a no cometer errores, y a arreglarlos cuando se comenten. Pero hay un error irremediable… Tú. Tú fuiste mi mayor error, el que más me marcó. Te entregué todo mi amor, pero aun así para ti no fue suficiente… Me hiciste daño, mucho daño… me ilusionabas con tus palabras y luego con tus actos… me matabas. Y es que lo más gracioso de todo esto, es que te sigo queriendo como el primer día. Y es que no sé cómo te voy a poder olvidar y cómo voy a dejar de sentir esto por ti.

Intentando dejar el pasado atrás.

Porque hay veces que nos aferramos a alguien y no vemos más allá de esa persona o no queremos verlo y cuando queremos salir es demasiado tarde y no podemos que es lo que me ha pasado a mi... Tenia tantas ganas de cambiarte de que todo fuera diferente como antes o como yo creía que eras pero bien dicho que las personas no cambian de un día para otro y no te niego que lo he intentado una y otra vez pero aquí la única que ha sufrido he sido yo. Y aquí estoy sentada cayéndome las lagrimas recordando esos momentos que pasamos juntos y todo el daño que me has hecho y aún así te sigo queriendo porque al fin y al cabo tu también has sido el único que me ha hecho sentir, ilusionarme, olvidarme de todos mis problemas pero eso no quita todo lo que me has hecho y que nunca olvidare lo cambie todo por ti y tú no has sabido valorarme antes creía que la culpa era mía pero ahora si que hasta aquí he llegado.Espero que llegue el día que te vea y me seas insignificante y poder decir que te he olvidado y que nunca volveré a ser más tú juguete porque al fin y al cabo solo he sido eso.

9 de diciembre de 2011

Ya paso de ti.

Y es que estoy harta. Harta de hacerme falsas ilusiones, harta de creerme lo que dices, harta de ver como estas con ella... Y es que ya paso, de ti, de ella, y de todos. Porque no voy a hacerme más daño. Por este daño que me has hecho, ha sido muy doloroso para mi. Y te prometo que te voy a olvidar. Cuando ella te de la patada, que sepas que yo no voy a estar ahí, cuando te pase eso. Y entonces te acordaras de lo que dejaste ir. 

6 de diciembre de 2011